• Optimización global del proceso de combustión en calderas y hornos industriales:
    • Equilibrado del proceso de combustión.
    • Mejora de rendimiento.
    • Minimización de inquemados.
    • Reducción de emisiones de NOx, CO2, CO, SOx, partículas, etc.
    • Empleo de nuevas mezclas de combustibles.
    • Limitación de problemáticas operativas (escoriación, ensuciamiento, corrosión).
  • Integración de tecnologías avanzadas para un control en bucle cerrado de las condiciones locales de combustión:
    • Sistemas de monitorización de combustión.
    • Nuevos elementos de regulación.
    • Sistema Experto de Control de Combustión.
  • Resultados principales:
    • Mejora del rendimiento del grupo térmico (0,5%-1,5%).
    • Reducciones simultáneas de NOx en el rango 15%-40%.
    • Control sobre problemáticas operativas (inquemados en cenizas, CO).
    • Empleo eficiente de combustibles de peor calidad o menor precio.